Posteado por: jarmandolopez | mayo 4, 2011

De Palo Verde a Capitolio (Poesía 65)

¡Al fin! – gritó el corazón –
¡han caído los tapujos! Al fin
el alma reposa de su dulce espera.
Lo que siempre fue anhelo, hoy es
un realismo.

La respuesta toco la puerta.
Con portentos se presentó.
Impávido, silencioso, consternado,
Inmutable y reprensible.

El dolor precede la alegría.
Ella no es perceptible al ojo humano,
tu acto de dolor hoy se comprende
en la historia, tristemente precedida
de dolor.

El dolor no es por lo que ha llegado.
No. El dolor es porque por un instante
creyó en sus palabras, pero tú arriba tienes
más fuerza que la que ella pensó.

Hacerle creer a un corazón lo que se cree
agota al otro corazón. Sólo son dos corazones
agotados. Camina por la ruta recta y destierra
darle oportunidad a la sagacidad.
Cuando el rostro fue ironía, ahí todo se cayó.
Revelada la intención, la carne se replegó.

S el Camino te veía generaba conmoción.
El corazón sin voz hablaba y él veía y
escuchaba en su interior.

Hoy he visto con tus ojos hasta donde
llega el error. Envolverse y arrastrarte
cree que lo consiguió. Aunque esto no
es batalla, pareciese un pandemonio
en refrigeración.

Cuando vayas subiendo no olvides
al que en el camino se cruzó. No pises
a nadie subiendo, porque éstos mismos
estarán cuando vayas cayendo.
No te preocupes por mí,
abajo nunca estaré,
no porque vaya a subir, sino que
de tu camino hace mucho desistí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: