Posteado por: jarmandolopez | marzo 2, 2011

LA VACIEDAD (POESIA #59)

Vaciando el corazón de todos
sus apegos. Dejando lo necesario
para poder continuar.

El corazón se quedó pequeño
ante la inmensidad de quien lo
ocupa. La vida es más extensa
para que tú puedas habitar.

Lo que hoy se llena. Mañana se
vaciará. Pero de lo necesario, por
ahora, nunca se llenará.

Nuestro amigo solitario hoy
se siente más cercano. Al escuchar
su nombre, el interior se tambaleó,
similarmente a cuando claudicó.

Su soledad lo acompaña, pero sabe
que muy pronto la compañía llegará.
Él dejará de decirle “mañana”, “mañana”,
y un espacio de su vida le dará.

Quizás no llegue a su casa
quien él quiere que llegue y
simplemente llegue, quien Él
quiere que ahí habite.

Su batalla, querida y no querida,
continua. Quizás nunca acabará.
Quizás ella concluya cuando le
diga con sinceridad: “Sólo tú habitas,
en tiempo y eternidad, donde lo corroído
te permea, pero donde la esperanza reinará”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: