Posteado por: jarmandolopez | noviembre 24, 2010

LA COMUNIÓN NO SE MIDE EN UNA CUARTA DE LA MANO

La Iglesia se hace dese la sencillez, desde el sudor y desde la fe de los cristianos que, llorando, riendo, creyendo, amándose y dándose; la han levantado y la siguen levantando hoy. Por eso se ha de amar con pasión a la Iglesia. La cual el Señor dibuja en nuestras almas cada día. Se aman sueños y realidades y por esto debemos luchar. Hoy día nos hace falta una sentada larga y orante, en la cual todos expresen y concluyan rezando el Padrenuestro y, obviamente, celebrando la Eucaristía. Es hora de unir, reunir, consolar, alentar, sonreír y seguir el estilo de vida de Jesús. Él cuando sus discípulos se quejaban de haber encontrado a un grupo que decía “expulsar demonios” de su parte, les contestaba que no se los impidiesen. La comunión no se mide en una cuarta de la mano, sino en el amplio y generoso campo en el que hemos sido sembrados afectiva y efectivamente, con confianza, sin recelo y no dando de que hablar a quienes, cada día, muerden el sagrado don de la comunión. Recordemos la sabias palabras de Agustín “en lo fundamental unidad, en lo dudoso, libertad; en todo caridad”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: