Posteado por: jarmandolopez | noviembre 20, 2010

El Presidente. Ensayo de filosofía política en tiempos del Liberalismo Amarillo (1891)

La entrada de la última década del siglo XIX planteó a Venezuela serias disyuntivas
en el orden político generadas por el final de la prolongada autocracia guzmancista
y el agotamiento producido por continuos conflictos bélicos de carácter interno. Los
gobiernos presididos por Rojas Paúl y Andueza Palacios, universitarios ambos,
contrastaron en su discurso y acciones públicas con las administraciones militares
anteriores bajo cuyos mandatos la expresión del pensamiento tuvo como únicos
canales de expresión a la universidad y la prensa, sometidas muchas veces a una
censura sorteada con habilidad e ingenio por periodistas e intelectuales. En ese
tiempo la sociedad venezolana percibió los síntomas del derrumbe del Liberalismo
Amarillo y fue en ese escenario cuando se publicaron cuatro obras importantes: El
Personalismo y el Legalismo, de Jesús Muñoz Tébar; Mosaico de Política y
Literatura, de Luis López Méndez, Filosofía Constitucional, de José Luis Fortoul y El
Presidente, de Rafael Fernando Seijas (Caracas, 1845-1902), ensayista, biógrafo,
jurista y diplomático. El libro El Presidente, publicado en Madrid en 1891 y
posteriormente reeditado en 1940, es un ensayo que contiene un conjunto de
críticas a los abusos del poder ocurridos durante los gobiernos autocráticos, en
especial el guzmancista, a partir de las cuales se genera un marco de reflexiones
filosóficas en torno a la esencia de la tiranía, concluyendo con la advertencia a los
venezolanos de la época y a las generaciones futuras, de cuidarse y evitar caer
nuevamente en este tipo de régimen político. En su momento, hubo quienes en los
círculos políticos e intelectuales atribuyeron a Rafael Fernando Seijas el propósito
de imitar El Príncipe, de Maquiavelo, contextualizándolo en una Venezuela rural;
otros, al contrario, interpretando el espíritu de las críticas formuladas a situaciones
específicas configuradas dentro del ejercicio autoritario del poder y el de sus
consejos y advertencias, vieron vislumbrarse en El Presidente intenciones
saludables de pedagogía cívica y política, apuntando al restablecimiento y plena
vigencia del estado de derecho que tendrían por objeto devolver a Venezuela su
condición de país libre y democrático.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: