Posteado por: jarmandolopez | octubre 10, 2010

TOCANDO PUERTA

Las cosas a veces marchan mal
que dudo que haya llegado a
amar.

Las llaves de oro no me sirven
de nada, impiden el transitar.
Quiero unas de madera y
saber que tengo hogar.

Se abren las puertas equivocadas
y se mantienen cerradas las indicadas.
Sabio aquel que dijo que “tocar
No es entrar”. Sabio el que hoy dice
“no toques si crees que no abrirán”.

Entra en tu habitación aquillada de
cosas, entra en la pieza donde siempre
te espera el “Dios enlatado” y asume
que la puerta que tu esperas, para
ti jamás se abrirá.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: