Posteado por: jarmandolopez | octubre 10, 2010

La Ciudad de la Furia

Lo barato sale caro cuando lo que se pierde
es la paciencia. Colores, olores, sabores y
coloquios al hablar: esto es lo que abunda
en la “Ciudad de la Furia”.

Es furia en el concreto que se mueve y se
cree la gran solución, es furia en el descanso
de las 10:30 AM que el empleado público
se tomó, es furia para el que le molesta dar,
y es furia para el que le agrada pedir.

Todos somos de la misma ciudad, pero todos
tenemos distintos sentir. Unos lloran por los
techos rojos, otros lloran porque hoy sólo
son de zinc. ¿Qué tienes de autóctono querida
ciudad, si todo lo que tienes lo puedo conseguir
lejos de ti? ¿Qué te es propio, qué te es
tan tuyo que otro no te haya quitado ya?

Desde el pulmón vegetal que arropa al
concreto, pasando por la pantomima que
une la ciudad y, llegando hasta tu nombre
propio…todo te lo han querido cambiar. Lo
han logrado, pero tu identidad no ha vuelto
jamás.

“La Ciudad de la Furia” hoy no tiene rostro,
“La Ciudad de la Furia” es un atroz claro-oscuro,
es compendio de lo que son los demás

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: