Posteado por: jarmandolopez | octubre 10, 2010

Inmensidad

La lluvia que empapo tu rostro
es la mismo que lo hizo con el mío.
El sol que ilumino tus ojos
es el mismo que ilumino tu llegada a mi vida.
Tu recuerdo se hizo tan perenne en mi,
que todos mis sentimientos terminaron siendo tuyos.
Más fácil seria contar cada uno de tus cabellos,
que alcanzar a expresar lo que mi corazón segrega cada día por ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: