Posteado por: jarmandolopez | octubre 10, 2010

ENCANTO Y DESENCANTO

Cuando llego el momento, me senté
en la orilla de la sala, en la historia de
los otros, desde donde pudo ver lo que
él quiso ser.

La pluralidad del momento lo invitaba a
hacerlo singular. Ser por los demás, llevó
su opción. Ser por sí marca más.

En el mar de casos que ofrecía la diversidad,
se cautivo de lo que hacen los demás.
¿Desilusiones y encantos que afirman,
confirman y reafirman lo elegido en libertad?

El encanto y desencanto obliga a repensar lo
que se busca en la mañana. El mañana no es
mañana si primero no se es hoy.

Piénsalo y utiliza el método tan temido de la
contemplación: sé lo que quieras ser y selo
con amor, poniéndote en pie cuando se deba
descansar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: