Posteado por: jarmandolopez | agosto 18, 2010

El Hombre Oculto – Capítulo V

Jefe se despertó sobresaltado. El corazón le latía con fuerza
y sus instintos le decían que algo no andaba bien. Algo pasaba…
Pero ¿qué era? ¿Qué había sucedido para angustiarlo
tanto? La única forma de encontrar una respuesta era recordar
los sucesos de la noche anterior. Y no sería difícil. Primero,
Marcus la Comadreja le había pagado todas las bebidas.
Hasta ahí, nada sorprendente. Marcus le tenía miedo, y con
razón. Jefe quería matar a Marcus en cuanto hubiera cumplido
su propósito, y el propósito de Marcus era simple: tenía
que pagarle todas las bebidas a Jefe y luego llevarlo a reunirse
con Santino. Pero Jefe no se había reunido aún con Santino,
y Marcus la Comadreja había desaparecido.
Jefe yacía en la vieja cama de una habitación de motel barato.
Estaba deshidratado, sin duda por toda la bebida que
Marcus y él habían despachado la noche anterior. No estuvo
nada mal… Según recordaba Jefe, Marcus era un buen compañero
de bebida. Hasta mezclaba el whisky con el tequila. De
pronto, Jefe empezó a recordar más y más detalles de la noche.
Marcus había aguantado increíblemente bien la bebida,
mientras que Jefe veía doble. Eso era raro, ya que podía beber
durante varios días sin inmutarse… Así que, ¿por qué se había
emborrachado tan fácilmente?
«¡Oh, no!»
Un escalofrío le recorrió el cuerpo. En el momento justo,
la cabeza empezó a martillearle de resaca. ¿Acaso había caído
en una de las trampas más antiguas que existían? ¿Jefe había
estado dando trago tras trago, mientras que aquel imbécil
había bebido agua disfrazada de tragos de tequila? En ese
caso, había dos opciones. Uno: podrían haberlo asesinado en
sueños. Obviamente, no era el caso. Dos: podrían haberlo
asaltado. Muy probable…
«¡Mierda…!»
Se llevó la mano al pecho, esperando sentir la preciosa piedra
azul que llevaba colgando de su cuello durante los últimos
días. Pero su mano no encontró nada. Se sentó de un salto.
«¡Maldito bastardo!»
Su grito resonó en todo el edificio. Eran malas noticias, en
todos los sentidos. Le habían robado y, para más inri, ¡había
sido Marcus la Comadreja! Ya podía darse por muerto…
Las preguntas le daban vueltas en la cabeza. ¿Conocía Marcus
el poder de la piedra? ¿Sabía que era el Ojo de la Luna, la
piedra más preciosa y poderosa de todo el universo? ¿Imaginaba
que Jefe haría lo que fuera para matarlo y recuperarla?
Lo que realmente preocupaba al cazador de recompensas
era la cita que tenía ese día con un hombre cuya reputación
era más terrible que la del Diablo mismo. Iba a necesitar
el Ojo de la Luna para sobrevivir a ese encuentro. Santino
esperaba que le entregara la piedra antes de medianoche. Jefe
se lo había prometido. Y él no iba a atreverse a defraudarle,
aunque nunca lo hubiera conocido en persona. Pero ése no
era el peor de sus problemas. Si Marcus la Comadreja descubría
el poder de la piedra, sería prácticamente imposible
recuperarla.
Lo asaltó otro pensamiento. Por supuesto, siempre existía
el peligro que otros llegaran a Marcus. Muchas personas deseaban
el Ojo de la Luna. Muchas de ellas eran tan brutales
como Jefe, algunas tal vez más. Si alguien ponía sus manos en
la piedra, no podría recuperarla antes de finalizar el día. O tal
vez nunca. Consideró sus opciones por un momento. Podía
huir de la ciudad, pero le había costado mucho conseguir la
piedra. Era en realidad un milagro que sobreviviera. Sólo el
hecho de encontrar y robar la piedra le había obligado a ma-
tar a más de cien personas. Algunas de ellas habían estado cerca
de eliminarlo, y sin embargo había sobrevivido. Había salido
indemne… Y ahora metía la pata y bajaba la guardia… Se
recordó que la piedra valía mucho dinero y que su vida dependía
de ella.
«Maldita sea…» Desayunaría, y luego sería el final.
La Comadreja estaba condenada.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: