Posteado por: jarmandolopez | abril 9, 2010

Homilía de san Agustín en 1 Juan 5:7-8 (Domingo 11 de abril)

No habría error ti ese lugar en la epístola de Juan el apóstol cuando dice: “Hay tres testigos: el Espíritu, y el agua, y la sangre: y los tres son uno.” No sea que acaso decir que el Espíritu y el agua y la sangre son diversas sustancias, y sin embargo se dice, “los tres son uno:” para esto he amonestó a ti, no eres el mismo error al respecto. Por estas son expresiones místicas, de 56 años en el que el punto debe considerarse siempre no es lo que las cosas son reales, sino lo que denotan como signos: ya que son signos de las cosas, y lo que son en su esencia es una cosa, lo que están en su significación otro. Si, pues, entendemos las cosas significadas, encontramos que esas cosas fueran de una sola sustancia. Por lo tanto, si dijéramos, la roca y el agua son una, es decir, por la Roca, Cristo, por el agua, el Espíritu Santo: ¿quién duda de que la roca y el agua son dos sustancias diferentes? sin embargo, porque Cristo y el Espíritu Santo son de una y la misma naturaleza, por lo tanto cuando se dice, la roca y el agua son uno, esto puede ser debidamente tenidas en este nombre, que estas dos cosas de las que la naturaleza es diversa, son signos de otras cosas de las cuales la naturaleza es una. Tres cosas, entonces sabemos que ha expedido desde el Cuerpo del Señor cuando fue colgado en el árbol: en primer lugar, el espíritu: de la cual está escrito: “Y Él inclinó la cabeza, entregó el espíritu:” 57 pues, como Su costado atravesado por la lanza, “sangre y agua.” ¿Qué tres cosas si nos fijamos en lo que son en sí mismas, son en el fondo de la tierra varias distintas, y por tanto no son uno. Pero si vamos a investigar las cosas que significa este, no sin razón entra en nuestros pensamientos la misma Trinidad, que es el Uno, solo, verdadero, Dios Supremo, Padre, Hijo y Espíritu Santo, de los cuales a lo sumo podría ser verdaderamente dijo: “Hay tres testigos, y los tres son uno:” así que con el término Espíritu debemos entender a Dios el Padre para ser manifestado; como en efecto lo fue, relativa a la adoración de lo que el Señor estaba hablando, cuando dijo: “Dios es Espíritu:” 58 con el término, la sangre, el Hijo, porque “el Verbo se hizo carne:” 59 y por el agua plazo, el Espíritu Santo, como, cuando Jesús hablaba del agua que le daría a los que la sed, dice el evangelista, “Pero esto dijo del Espíritu que los que creyeron en él iban a recibir.” 60 Por otra parte, que el Padre, Hijo y Espíritu Santo son “testigos”, que cree que el Evangelio puede duda, cuando el Hijo dice: “Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió, Él da testimonio de mí.” 61 Cuando, aunque el Espíritu Santo no se menciona, sin embargo, no debe pensarse separados de ellas. Mas ni en relación a la ha Espíritu Él guardó silencio en otros lugares, y que él también es un testigo ha sido suficiente y se muestra abiertamente. Porque en prometiéndole Él dijo: “Él dará testimonio de mí.” 62 Estos son los “tres testigos, y los Tres son Uno, a causa de una sustancia. Pero mientras, los signos por los que se significó salió del Cuerpo del Señor, en lo sucesivo se imaginaron que la Iglesia predicando la Trinidad, que tiene una y la misma naturaleza: ya que estos tres en triple forma significada son Uno, y la Iglesia que la predica que es el Cuerpo de Cristo. De esta manera, a continuación, las tres cosas por las que se significan salió del cuerpo: del Señor: como a partir de la Cuerpo del Señor sonaba adelante el comando de “bautizar las naciones en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. “63” En el nombre: no “, En el nombre: de” estos tres son uno “, y Dios es Uno de estos tres. Y si de cualquier otro modo esta profundidad de misterio que se lee en la epístola de Juan puede ser expuesta y comprendida agradablemente con la fe católica, que no confunde ni se divide la Trinidad, ni cree que la diversas sustancias ni niega que las personas son tres, es en ningún caso de ser rechazada. Porque cada vez que en las Sagradas Escrituras a fin de ejercer las mentes de los fieles alguna cosa se pone oscuro, es que se dio la bienvenida con alegría si puede ser de muchas maneras pero no expuso imprudentemente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: